Manifiesta lo que quieras durmiendo.

Te ha pasado que un día pensando en algo como una amiga que extrañas, al siguiente se te presenta como por arte de magia? Este tipo de cosas no son magia ni casualidad. Son manifestaciones creadas por nuestra poderosa mente de manera inconsciente y tu puedes hacer que cosas así o de cualquier tipo se materialicen aplicando técnicas de manifestación conscientes.

Hace tiempo cuando las personas comenzamos a darnos cuenta del poder de nuestra mente y nuestras palabras, hubieron varios estudiosos que se dieron a la tarea de analizar y escribir acerca de lo que hoy conocemos como la Ley de Atracción. Uno de ellos fue Neville Goddard, quien gracias a su perspectiva del llamado Nuevo Pensamiento, encontró en la Biblia mucho más que relatos y reflexiones literales como en ese tiempo se pensaba que eran y halló una interpretación que sentaba las bases para el «creer es crear».

Hoy te comparto una técnica de manifestación creada por el mismísimo Neville Goddard y que puedes utilizar para múltiples propósitos todas las noches justo al acostarte a dormir. Solo sigue los siguientes pasos:

1.- Recuéstate sobre tu cama con brazos y piernas extendidos y si te es posible procura que tu cabeza quede a la misma altura que tu cuerpo; es decir, sin usar almohada.

2.- Relaja cada músculo de tu cuerpo, incluyendo los de la cara. Cuando tu cuerpo quede bien sueltecito, vas a empezar a pensar en aquello que quieres manifestar.

3.- Cuando pienses en tu deseo, hazlo sin añoranza y desapegadamente. Imagina que acaba de terminar un día normal con tu deseo ya cumplido (el día de hoy terminó felizmente después de una jornada de trabajo en ese empleo que tanto querías, el día de hoy lo terminaste alegremente con la pareja que tanto habías esperado, o en la casa de tus sueños). Llénate de todos los sentimientos que te inundarían si tu deseo ya se hubiera realizado. Vive el momento y hazlo tangible en tu imaginación.

4.- Entre más vívidas sean las imágenes en tu cabeza, entre más segura estés de esa realidad y entre más gratitud tengas de haberlo logrado, mucho más fácilmente lo manifestarás. Lo más probable es que entre la imaginación y la relajación te quedes dormida. No te preocupes porque justo de eso se trata esta técnica, de dormirte confiando en tu sueño hecho realidad.

Aquí te va la explicación. Neville Goddard era un fiel creyente de que todo lo que puedas imaginar, es propenso a convertirse en tu realidad. Para él, el subconsciente es la máquina en tu cerebro que acumula la información que recibe de tu estado consciente y la procesa para materializarla en la realidad.

Si concentras tu fe y energía en imaginar la realidad que quieres justo antes de dormir y acceder al estado de sueño con estos pensamientos, estarás provocando que tu cerebro mande esa información a tu subconsciente donde se llevará a cabo el proceso que en su momento Neville descubrió y que llevará tu deseo a manifestarse.

Un consejito, no te obsesiones con obtener resultados. Mantén alta tu vibración y se consciente de que todo llegará porque lo mereces y porque sabes ser agradecida. Confía en ti y en el poder que llevas dentro. Ten plena confianza en quien eres porque esa es la clave de quien puedes llegar a ser.

Amiga, gracias por leerme! Te agradeceré mucho también tus comentarios y retroalimentación. Todo lo que aportes será de gran ayuda para mi y para todas.

Hasta el siguiente post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *