Atrae la abundancia con Agua

Conoces el poder de tus palabras? Si estás familiarizada con la Ley de Atracción, ya sabes que las palabras repercuten de manera directa en la situación que vivimos.

Si eres una mujer trabajadora, que día con día le echa todas las ganas por sobresalir y mejorar su vida y además siempre se repite a sí misma «Yo puedo, me lo merezco, cada día estoy mejor, voy con todo», la abundancia llega a ti y recibe a manos llenas. En cambio si todos los días estás luchando, pero te repites constantemente «Es demasiado difícil prosperar, el dinero no alcanza para nada, nunca voy a llegar a ningún lado», pues efectivamente eso es lo que pasa.

Y porqué ocurre todo esto? Las afirmaciones que realices, ya sean buenas o malas, van cargadas de emociones profundas, entre ellas una muy poderosa que es la fe. Muy independientemente de la religión que tengas, seguro que sabes el poder tan grandioso que implica la fe.

Si todos los días agradeces a Dios, al universo o como tu le llames todo lo que tienes, la combinación de fe con gratitud hacen que eso que hoy tienes, el día de mañana se multiplique porque tu mensaje es claro: «Yo que tengo esto, soy feliz y estoy lista para recibir más».

Por eso cuando usas la Ley de Atracción para tu vida, lo más importante al afirmar tus deseos, radica en la fe que le pongas a tus palabras. Si pides con la seguridad de que todo aquello te será otorgado porque lo mereces y no existe otra opción más que lo obtengas, eso junto con tu agradecimiento te traerá abundancia.

Una de las mejores técnicas para manifestar es con agua porque acelera mucho el proceso. Esto se debe a que gracias a sus propiedades, el agua es un gran conductor de energía y si a eso le sumas que nuestro cuerpo está 60% compuesto de compuesto por agua, ya te puedes empezar a dar una idea del enorme potencial de esta técnica.

Para comenzar a manifestar con este método sólo necesitas un vaso con agua, pluma o marcador y papel (facilito, verdad?). Después debes seguir estos pasos:

1.- Escribe todo aquello que deseas manifestar. Procura ser lo más clara y detallada posible. La idea que plasmes en el papel, será la energía con la que cargues el agua, así que no te permitas ambigüedades. También te recomiendo escribir en presente como si ya tuvieras lo que deseas. Imagina que te encuentras en un momento de dificultad económica y lo que quieres manifestar es dinero. Si tu afirmación es «Voy a conseguir el dinero que necesito», no estás aclarando cuando lo vas a conseguir, ni cuanto. Porque «lo que necesitas» puede ser lo que necesitas para cubrir la colegiatura de tu niño, o lo que necesitas para sacar el gasto de la despensa, o bien lo que necesitas para cubrir un mes entero de gastos, pero si no eres específica, es más complicado que manifiestes justo lo que estás pensando.

2.- En un vaso lleno de agua pura vas a pegar el papel con tu detallada afirmación (P.E. Este mes obtuve 1000 dólares extra con los que terminé las deudas que tenía). Luego lo sostendrás entre tus manos y repetirás en voz alta o mentalmente de forma clara tu afirmación. Puede ser una o varias veces , lo importante es que lo afirmes con toda la certeza de que eso que pides ya es tuyo y que además lo hagas cargada de agradecimiento.

3.- Al terminar solo debes dejar el vaso en el buró o una mesa cercana a ti. La afirmación escrita en el papel la dejas pegada en el vaso para que el agua retenga y concentre la carga de energía toda la noche.

4.- A la mañana siguiente, al despertar bebe el agua mientras piensas en lo que pediste con agradecimiento, segura en todo momento de que ya está cumplido y sintiendo intensamente lo feliz que estás por ello.

5.- Un consejo que puedo darte es que cuando pienses en tu deseo, no te concentres en la forma en la que pasará. Este es un deseo que estás pidiendo a Dios o al universo y él acomodará las cosas para que se cumpla. Así que por último, simplemente haz tus actividades diarias con normalidad y no te obsesiones pensando cuando llegará lo que pediste. Entre más tranquila y confiada te encuentres, más fácil fluyen las cosas.

De manera personal, te platico que yo pedí con este método un reloj muy bonito porque mi mamá acababa de perder el que anteriormente tenía y yo acostumbro llevar siempre un reloj de pulsera. Decreté que el mismo mes que sucedió el incidente, iba a conseguir otro incluso mejor que el que tenía.

Pues no pasó ni una semana cuando una amiga mía regresó de vacaciones y me dijo que mientras paseaba por las bellas calles de Argentina, miró un lindo reloj y pensó inmediatamente en mí, así que lo compró y me lo trajo como obsequio.

Espero que te animes a intentar este método. Te prometo que te llevarás una grata experiencia. Te sugiero comenzar manifestando cosas pequeñas y con la práctica aprenderás a atraer verdadera abundancia a tu vida.

Amiga, gracias por leerme! Te agradeceré mucho también tus comentarios y retroalimentación. Todo lo que aportes será de gran ayuda para mi y para todas.

Hasta el siguiente post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *