Ahorra y vive MEJOR

Te pasa que cuando llega la quincena, llegan por igual los días de pago en todas partes y el dinero se te desaparece? A veces hasta te pareciera que el dinero es solo una leyenda urbana porque casi nunca lo ves?

Si esta es tu situación y quieres darle un giro de 180º, yo te digo como hacerle!

Para empezar, mi propuesta es que ahorres. Sácate de la cabeza que tienes tan poco dinero que no puedes ahorrar. Esa es una mentalidad mediocre porque decir que necesitas mucho dinero para empezar a ahorrar, es lo mismo que decir que necesitas bajar primero 5 kilos antes de empezar la dieta. Nótese lo ilógico. No damita, no necesitas grandes cantidades de dinero para ahorrar, es al revés, necesitas ahorrar para conseguir más dinero.

Ya planteado el asunto del ahorro, déjame aclararte cuales son otros beneficios además de generar más dinero.

Cuando ahorras, tienes reservado un dinerito que te ayude a cubrir eventualidades y todas sabemos que de esas casi nunca faltan. Que si se descompuso el auto, que si se enfermó el niño, que si se rompió no se que, que si te robaron… De ahora en adelante no vas a permitirte no tener un fondo de capital disponible para cualquier imprevisto.

Si compartes gastos con tu pareja o también si ya tienen familia, enséñale de ahorro puesto que este pequeño pero importante factor será un salvavidas para mantener una buena relación. Por supuesto que el dinero no lo es todo, pero mantener unas finanzas saludables, vaya que les ahorrará dos que tres pleititos. Palabra de amiga!

Ahora si, hablemos de la manera de ahorrar. Primero que nada debes saber que el ahorro es más un asunto de hábitos que de inteligencia. Administrar el dinero no requiere de un doctorado ni mucho menos. Se trata de constancia y disciplina. Saber que para todo hay límites así como libertades y si las planeas de manera correcta, esto te traerá abundancia.

El dinero es una energía y como tal debe fluir. Si te propongo ahorrar a consciencia es porque así sabrás exactamente qué monto va destinado para guardarlo y qué monto para cubrir gastos. Y cuando lo haces de la manera correcta, los gastos dejas de mirarlos como un pesar y das el dinero feliz y agradecida porque ello te está ayudando a cubrir una necesidad. Esa es la manera correcta de hacer fluir la energía a nivel económico y te permitirá mandar un mensaje claro de que así como dejaste ir tranquila y en armonía, estás lista para recibir más.

Pero, dónde consigo un curso para aprender a administrar mi capital? No te preocupes! No lo necesitas porque hoy voy a enseñarte una técnica sencilla pero efectiva a mil para que no vuelvas a sufrir por dinero.

Para aplicar esta técnica, vas a necesitar 6 sobres, botes, jarros o lo que te acomode para meter dinero. Los vas a utilizar para dividir tu capital con propósitos muy específicos. Y antes de explicarte como funcionan, te diré que este método está hecho para administrar todos tus ingresos de manera mensual, pero si sientes que empezar con todo es demasiado para ti, puedes comenzar con la cantidad que te parezca pertinente.

Ahora si, ya que tengas tus recipientes organizadores, etiquétalos para recordarte el propósito de cada uno y saber el monto a depositarles. Los vas a usar así:

1.- Fondo de gastos generales. La cantidad más grande irá aquí, ya que le meterás el 55% del capital total mensual. Como su nombre lo dice, la función de este monto va dirigido a gastos generales que incluyen servicios como la luz, el agua, el gas, colegiaturas, servicios de suscripción, etc.

2.- Fondo de ahorro a largo plazo. En este recipiente meterás el 10% del capital total y vas a ahorrarlo específicamente para un gasto mayor a futuro.

Por ejemplo, si tienes la visión de comprar un auto, una casa, maquinaria o cualquier cosa grande que requiera tu negocio, este dinero lo guardarás para comprarlo cuando hayas juntado lo suficiente.

3.- Fondo de ocio o diversión. A este recipiente le dedicarás otro 10% del capital total. La idea es de hecho gastarse a fuerza todo el dinero que deposites aquí mensualmente, ya sea en salidas con amigos, con tu familia, en cumplirte un gusto o un antojo; pero también puedes irlo guardando para un «lujo» más grande como un viaje, maquillaje costoso o lo que consideres para tu disfrute personal.

Este monto en específico cubre una necesidad muy importante puesto que estás poniéndote un límite claro para gastar en cosas de las que normalmente te sentirías culpable. De ahora en adelante no cabrá más el sentimiento de culpa puesto que este dinero está perfectamente planeado para utilizarse de esa manera, así que disfrútalo y sigue fluyendo!

4.- Fondo de educación. Aquí depositarás un 10% más y lo utilizarás específicamente para comprar cualquier cosa que te aporte valor intelectual. Ya sea un curso, una conferencia, un libro o cualquier fuente de información que te enriquezca de manera personal o el cual puedas aplicar para mejorar o incluso iniciar tu propio negocio.

5.- Fondo de inversión. Nuevamente metemos un 10% del monto total y en esta ocasión lo utilizaremos como un capital para generar más.

Ya sea que inviertas en el banco, en bolsa, en una mejora para tu negocio, en el negocio de alguien más o como mejor te parezca, lo que esperas de esta inversión es obtener un rendimiento, así que analiza bien tus opciones y ve por la que más te convenga.

6.- Fondo para dar. Finalmente agregaremos el 5% que completa nuestro 100% de capital. Este último está dedicado a ayudar a quien tu quieras y por supuesto sirve también como motivador de flujo a tu economía.

Puedes dar el dinero a una persona especial, un familiar, un amigo, alguien completamente desconocido, a una asociación, en fin, a quien tu quieras. Solo recuerda darlo de corazón y desapegándote por completo. Recuerda que es un monto predestinado para eso y no desequilibra para nada tus finanzas.

Date la oportunidad de dividir de esta manera tus ingresos. Todo este sistema está diseñado para mantener buena organización y además para lograr paulatinamente tu libertad financiera. Si lo notaste, hay recipientes dedicados a todo, a pagar, a guardar y a hacer crecer tu dinero. Haz la prueba y no te arrepentirás. Poco a poco irás notando cambios en tu bolsillo y sin darte cuenta empezarás hasta a tener dinero de sobra.

Para hacer tus cuentas con mayor facilidad, te dejo esta página web que hace las 6 separaciones por ti. Solo ingresa la cantidad total que dividirás mensualmente y en automático obtendrás cuánto dinero debes ingresar a cada recipiente. Ánimo y a ahorrar!

Amiga, gracias por leerme! Te agradeceré mucho también tus comentarios y retroalimentación. Todo lo que aportes será de gran ayuda para mi y para todas.

Hasta el siguiente post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *