Despierta 5:00A.M. Motivada

Eres de las personas que dicen «Las mañanas no son lo mío» y que cada que suena el despertador darían cualquier cosa por tener «5 minutos más»? El día de hoy estás a punto de cambiar de opinión!

Las 5:00A.M. es el momento idóneo para despertarte. El clima es fresco lo cual te ayuda a despejarte más fácil, el ambiente es tranquilo, no hay ruido en la calle y lo único que escuchas son algunos pajarillos trinar. No encontrarás un momento tan bello y pacífico que se puede volver tan íntimo en ninguna otra hora durante el resto del día.

Pero esto no es lo mejor. Además de que tu entorno te regala un ambiente tan genial, tu misma lo puedes volver aún mejor. Si decides levantarte a esta hora, tiene que ser por un motivo bien claro y generalmente ese motivo es que necesitas más tiempo durante el día para completar tus tareas, y está muy bien que utilices el tiempo que ahora tendrás extra para ser más productiva, pero te propongo algo… Utilízalo también para consentirte.

Hay muchos rituales mañaneros que puedes hacer para comenzar el día. Dedica el tiempo que tu consideres pertinente a hacer el tuyo propio y todos los días tendrás un motivo excelente y además enriquecedor para levantarte y empezar un día más motivada y feliz.

Te comparto algunas ideas que puedes incorporar a tu propio ritual que son súper amigables para el horario y útiles para arrancar el día con una sonrisota de oreja a oreja. Recuerda que la clave para levantarte temprano es hacerlo porque quieres y no porque tienes que hacerlo.

1.- Planifica tu día. Si tienes una agenda u hojas de organización diaria, puedes apoyarte en ellas para numerar las actividades que realizarás a lo largo del día y tener una idea clara de la manera en que organizarás tus horarios.

Hay tareas que aparentemente no necesitas recordar porque forman parte de tu rutina diaria como por ejemplo hacer compras para la comida, recoger a los niños de la escuela, pasear al perro, etc. Pero te recomiendo anotarlas de igual forma puesto que el tiempo es el recurso más valioso que tienes y considerando absolutamente todas tus tareas para el día, puedes irles asignando a todas horarios y tiempos específicos para ejecutarlas.

Con esta medida, sabrás con exactitud el tiempo que tienes disponible en caso de que necesites agregar cualquier otra actividad imprevista o para usarlo de la manera que más te convenga. Esto puede ser incluso para descansar. Recuerda que si asignas tiempos de descanso, los aprovecharás mejor y con más tranquilidad porque forman parte del plan y dejas de considerarlo tiempo perdido.

Otra buena recomendación que puedo darte es añadir en la hoja de tu planeación una sección donde escribas tu objetivo diario. Claro que pueden ser uno o varios, pero lo importante de añadirlos es que el final del día, cuando veas tu objetivo cumplido, te sentirás exitosa y realizada. Por ello es una excelente práctica motivacional.

Puedes proponerte como objetivo cualquier cosa, el punto es que te sea de ayuda y que cumplirlo te quite un peso de encima. Por ejemplo: Realizar un mismo día el pago de la luz, el agua, el cable y el gas, o llegar temprano a realizar un trámite para terminarlo a buena hora, o hacer las llamadas que tenías pendientes una tras otra para terminar con todas ellas pronto.

2.- Medita. Esta es una forma excelente para ponerte en contacto con tus emociones más profundas.

Cuando te sientas confundida o apurada por un problema personal, la mejor manera de encontrarle solución es la meditación. Esta práctica te ayudará a comprender el motivo real por el que cierta persona o situación te molesta y a partir de ello tomar acción de la manera más inteligente. Por ello confía en ti misma y en que las respuestas a todo las llevas por dentro.

Si nunca has meditado, pero sabes que es algo necesario para ti, puedes consultar vídeos en YouTube o buscar aplicaciones que te sirvan de guía. Cuando lo hayas vuelto una costumbre, te bastará con poner algo de música relajante o aprovechar el silencio de la mañana para meditar a gusto.

No necesitas dedicarle demasiado tiempo, date unos 10 minutos al menos y te aseguro que la sensación de paz que tendrás al terminar, te ayudará demasiado a comenzar un día tranquilo, feliz y motivado.

3.- Lee. Ya sea que te gusten los libros motivacionales, de finanzas personales o incluso las novelas, leer es un gran hábito para comenzar el día. Activarás tu cerebro, analizarás, imaginarás y pasarás un rato agradable si dedicas unos minutos para leer un capítulo o más de un libro que te interese.

Recuerda que para no dañar tus ojos, deberás mantener una distancia entre el libro y tu rostro de por lo menos 30 centímetros. Fuera de esta restricción, lo que queda es gozar de un buen rato aprendiendo. A todo libro puedes sacarle gran utilidad independientemente del tema del que trate, ya sea en cuestiones personales, solución de problemas, negocios, ortografía y más. Todo depende de tu creatividad.

Si lo tuyo en realidad no es leer, pero hay temas de los que te gustaría saber más, puedes conseguir audio libros interesantes o escuchar podcasts, ya que los hay de infinitas temáticas, conservarás el valor de aprendizaje y por otra parte te abrirás espacio para realizar mientras otra actividad que no demande alto nivel de concentración, por ejemplo pintar, tejer, preparar las comidas del día, escombrar tu habitación, etc.

4.- Arréglate. Estos minutos de más que te estás regalando, dime si no son oro puro para mejorar tu aspecto. Hay veces que por las prisas no nos tomamos ni un minuto para elegir el outfit del día, ni para maquillarnos correctamente y mucho menos para peinarnos.

He aquí la solución. Levantarte temprano contribuirá mucho a tu arreglo ya que podrás elegir prendas más adecuadas al clima, al tipo de actividades que realizarás e incluso de colores acordes a tu estado de ánimo y porqué no? También por la impresión que quieras causar en las personas que verás. Puedes incluso optar por atreverte a cambiar tu estilo y combinar prendas que no se te habían ocurrido. Te llevarás sorpresas muy gratas cuando mires lo genial que te ves con cambios sencillos pero significativos.

Además la ropa no es lo único que puedes cambiar. Puedes aprovechar intentar un peinado nuevo o alguno que te encanta pero casi nunca te lo haces por el tiempo que te tardas. Planchar tu cabello o enchinarlo son otras opciones para las que el tiempo ya no será una excusa, así que date el gusto de hacer con tu cabello todo lo que generalmente no haces.

Arreglarte es un ritual súper personal que define en gran medida no solo como te ven los demás sino tu misma. El impacto interno que tiene verte guapa y radiante influye mucho en el éxito que tendrás al realizar tus objetivos. Si te miras bella, empoderada y exitosa, atraerás todo lo que necesitas para finalmente serlo. Fake it until you make it, girl!

Espero que incorpores una o varias de estas ideas a tu rutina mañanera. Estoy segura que te ayudarán a tener un excelente inicio de día motivada y alegre.

Amiga, gracias por leerme! Te agradeceré mucho también tus comentarios y retroalimentación. Todo lo que aportes será de gran ayuda para mi y para todas.

Hasta el siguiente post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *